miércoles, 16 de diciembre de 2009

 

Quedarse

"Terminada la peripecia terrible, el escritor se afirmó una vez más a su condición de molusco agarrado a su roca nativa. ¿Huir? ¿Abandonar casa, libros, años, vida, desgarrándose el alma? ¿Formar en lejanos ultramares, empezando de nuevo una conciencia sobreañadida?

Un deber se me dibujó enérgicamente en el corazón. Quedarse. Quedarse ¿para qué? Quedarse, sencillamente para proseguir. Para continuar. Exactamente para eso. Para intentar hasta donde fuera posible el inicio del largo camino hacia una todavía remotísima normalidad".

Guillermo Díaz Plaja, Memoria de una generación destruida (1930-1936), Barcelona, Delos-Ayma, 1966.

Etiquetas: ,


Comments: Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?