viernes, 16 de mayo de 2008

 

El caudal de la vida

"La voluntad lo puede todo, es decir, todo lo que sólo depende de nosotros mismos, y no de otros.

De esa voluntad, que es el más precioso de los arcanos y divinos dones de la Naturaleza, depende el sabio disfrute, el lucrativo goce del caudal de la vida, ese caudal siempre inestimable, sea copioso sea escaso, ese divino tesoro que no es sólo el de la juventud, llorado por Rubén, sino el de todas las edades. Todas, una tras otra, se van para no volver, y de cada una de ellas hemos de dejar resultados perdurables".

Ramón Menéndez Pidal, "Los noventa años".

Etiquetas:


Comments: Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?