sábado, 12 de enero de 2008

 

Para nada no, desde luego



"Trabajé el aire,
se lo entregué al viento:
voló, se deshizo,
se volvió silencio.

Por el ancho mar,
por los altos cielos,
trabajé la nada,
realicé el esfuerzo,
perforé la luz
ahondé el misterio.

Para nada, ahora,
para nada, luego;
humo son mis obras,
cenizas mis hechos.

...Y mi corazón
que se queda en ellos".

Ángel González (1925-2008), "Para nada".

Imagen: Andrew Wyeth, Wind from the Sea, 1948.

Etiquetas: ,


Comments:
Me sumo al homenaje Dani.
 
Me alegro de leerte por aquí, Maite. Veo que muchos han sentido su muerte, celebrándolo con versos.
 
Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?