sábado, 12 de enero de 2008

 

Para nada no, desde luego



"Trabajé el aire,
se lo entregué al viento:
voló, se deshizo,
se volvió silencio.

Por el ancho mar,
por los altos cielos,
trabajé la nada,
realicé el esfuerzo,
perforé la luz
ahondé el misterio.

Para nada, ahora,
para nada, luego;
humo son mis obras,
cenizas mis hechos.

...Y mi corazón
que se queda en ellos".

Ángel González (1925-2008), "Para nada".

Imagen: Andrew Wyeth, Wind from the Sea, 1948.

Etiquetas: ,


Comments:
Me sumo al homenaje Dani.
 
Me alegro de leerte por aquí, Maite. Veo que muchos han sentido su muerte, celebrándolo con versos.
 
Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?