viernes, 5 de octubre de 2007

 

La travesía del desierto

Supongo que, tarde o temprano, todos atravesamos nuestro desierto particular. Hay incluso quien no deja de cruzar desiertos, uno tras otro, ¿o es quizá siempre el mismo, lleno de espejismos e inacabable? Desde luego es algo que curte, pero qué duro se hace, y qué solo se siente uno en ese periplo...


Wim Wenders, Paris, Texas, 1984.

Etiquetas: , , , ,


Comments:
Pues a mí casi se me hace más duro atravesar las junglas, esos agobiantes infiernos verdes, llenos de maleza, espinas y bichos. Al menos en los desiertos puedes disfrutar del horizonte, la soledad y los espacios abiertos, lo malo es la sed. En cualquier caso, sí que es duro, sí.
Feliz travesía, que te sea leve y buen finde.
 
La compre por fin el otro dia,era de las unicas peliculas favoritas que faltaba en mi coleccion...
 
Mad Hatter, está claro que los dos son medios hostiles, tanto en la realidad como metafóricamente.
Buena compra, Descon. La verdad es que ahora hay joyas muy asequibles, y es difícil vencer la tentación (que se lo digan a mi padre, que a este pase se va a quedar solo en casa...)
 
Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?