lunes, 20 de agosto de 2007

 

Siempre olvido los nombres, pero con el suyo voy a hacer una excepción


Un largo puro, un buen mostacho y unas gafas redondas, unos ojos juguetones, una oscura levita y un andar desgarbado. Estos rasgos bastan para identificar a uno de los cómicos más geniales de todos los tiempos, fallecido hace 30 años. Se trata, cómo no, de Julius Henry Marx, más conocido como Groucho, quien junto a sus hermanos protagonizó un buen puñado de películas que deberían de estar en toda filmoteca que se precie, sobre todo de aquellos que padezcan depresión o tristeza crónica.

Se ha definido a Groucho como un ególatra, un excéntrico, un gruñón, un maniaco sexual… Poco importa. De lo que no cabe duda es de que tenía gracia y hacía reír a la gente casi sin proponérselo.



Tiene frases y escenas realmente memorables. Como muestran un botón de sus muchas apariciones en películas:







En este simpático video casero de los años 30 se le ve con su familia haciendo el ganso, precisamente el año en que se estrenó la famosa sopa:


Y en este otro aparece como invitado en el show de Bill Cosby:


Da lo mismo que fuera en blanco y negro o en color, joven o viejo, de forma planificada o improvisada. Fue un hombre con recursos, que supo vivir de su talento humorístico. ¿Hay algo más bonito que lograr poner una sonrisa en los demás?

Etiquetas: ,


Comments:
Ciertamente, no hay nada como hacer reir a los demas y desde luego, creo que es muchísimo más dificil mantener en un cine a la gente dos horas riendose que llorando, sin embargo eso nunca se les reconocío a los Marx en su momento.
Ningún premio como la risa de los demás, mejor que un Oscar.

Muy buenos las escenas escogidas y la foto claro :)
 
Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?