viernes, 4 de mayo de 2007

 

¿En quién confiar?

«¡Cuídate, España, de tu propia España!
¡Cuídate de la hoz sin el martillo,
cuídate del martillo sin la hoz!
¡Cuídate de la víctima a pesar suyo,
del verdugo a pesar suyo
y del indiferente a pesar suyo!
¡Cuídate del que, antes de que cante el gallo,
negárate tres veces,
y del que te negó, después, tres veces!
¡Cuídate de las calaveras sin las tibias,
y de las tibias sin las calaberas!
¡Cuídate de los nuevos poderosos!
¡Cuídate del que come tus cadáveres,
del que devora muertos a tus vivos!
¡Cuídate del leal ciento por ciento!
¡Cuídate del cielo más acá del aire
y cuídate del aire más allá del cielo!
¡Cuídate de los que te aman!
¡Cuídate de tus héroes!
¡Cuídate de tus muertos!
¡Cuídate de la República!
¡Cuídate del futuro!…».

César Vallejo, Poema XIV de España, aparta de mí este cáliz, 1939.

Etiquetas: , , ,


Comments:
no se puede confiar en nadie ni en nada!
 
Pues, por desgracia, eso parece. Qué pena, porque yo soy más bien confiado... y luego uno se lleva grandes decepciones.
 
"¡Cuídate de los que te aman!
¡Cuídate del futuro!"
Realmente fuerte e inquietante.
Muchas gracias, Memento, no conocía esta poesía, es genial. Pero, yo, a pesar de todo, voy a seguir confiando en algunas personas, pocas, muy pocas, ciertamente, pero si no hubiese nadie en quien poder confiar no sé si podría seguir viviendo.
¡Qué fuertes sois, tíos!
 
Mad Hatter, te agradezco de veras las cosas que escribes por aquí. Es todo un lujo tenerte de comentarista. Ah, dicen que la fe (en todo, también en las personas) es lo último que se pierde.
 
Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?